martes, 20 de marzo de 2018

PSICONAUTAS, LOS NIÑOS OLVIDADOS (Alberto Vázquez, Pablo Rivero, 2016)






          PSICONAUTAS narra la lucha de sus dos protagonistas BIRDBOY y DINKI, que intentan escapar del asfixiante ambiente que se respira en la isla donde viven, un lugar que perdió todo su esplendor a causa de un terrible accidente industrial.





           El cine de animación en España no está pasando por uno de sus mejores momentos, y no por por falta de calidad. Las grandes superproducciones estadounidenses pueden costar fácilmente 100 millones, incluso más, mientras la película comentada aquí costó un millón. Esto, sin embargo, no quita para que el cine de animación patrio resulte interesante, con películas más comerciales como las dos aventuras de Tadeo Jones y con propuestas valientes que no hacen más que confirmar el gran talento que tenemos en el cine animado. PSICONAUTAS, LOS NIÑOS OLVIDADOS, es, ahora mismo, el mayor ejemplo de que se pueden hacer filmes valientes, distintos y arriesgados y abre nuevos horizontes que explorar en el cine de animación nacional.





          En 2006 Alberto Vázquez publica una novela gráfica titulada Psiconautas. Cuatro años después, junto con el director Pedro Rivero, escogen alguno de los personajes del cómic y crean el corto Birdboy, con el que consiguen el Goya al mejor corto de animación. Animados por el éxito del corto, con un presupuesto un poco más holgado y tiempo, se lanzan a convertir la novela gráfica en un largometraje de animación que usa el cortometraje como prólogo de esta historia, más compleja, mejor trabajada y con más personajes. Filmada en 2D, elige voluntariamente una estética minimalista y unos animales antropomórficos que le da cierto aire de cuento infantil para producir un fuerte contraste con el mensaje oscuro y desasosegador, del filme. Está narrada con un ritmo sosegado aunque no lento: en todo momento ocurren cosas. La variedad de personajes e historias hace que parezca a veces como una sucesión de cortos, puede que acentuado por los 6 años que se tardaron en completar la película pero todo acaba teniendo una conexión, un sentido.




Se denomina psiconauta a la persona que se dedica a viajar con la mente ayudándose de sustancias. Así esta historia está llena de ellos. Desde los niños olvidados que sobreviven en los vertederos a base de pegamento aspirado, hasta el propio niño pájaro que se droga para poder huir del terrible monstruo que alberga en su interior y pasando por los adultos que hacen uso de “Happy Pills”, pastillas de la felicidad para ser normales, los perros policías que usan su escopeta, el gatillo fácil y la violencia y los tres niños protagonistas que se fuman sus "porretes" mientras planean salir de la isla de pesadilla en busca de “la ciudad”, un lugar del que no sabemos nada porque ni siquiera ellos deben de saber nada, todos a su manera, de una u otra forma se evaden con/de su mente. El mundo de todos estos “viajeros” es una isla remota que en otros tiempos era próspera, brillante y hermosa pero que tras el terrible accidente industrial que diezmó a la población se convirtió en un erial gris, lóbrego y desolado, con escasos restos de naturaleza, enormes cementerios y grandes vertederos. Ni siquiera el faro que antaño iluminaba las embarcaciones funciona. Aunque es lo mismo, porque el mar no tiene pesca. En este mundo sin futuro ni esperanza, tres niños sueñan con escapar. Sandra, una conejita esquizofrénica que escucha voces que siempre la intentan empujar a hacer cosas terribles y afortunadamente no les hace caso; Zorrito un niño tímido y  víctima constante de bullying y Dinki, una ratoncita deprimida, que perdió a su padre en el accidente, trata de escapar de su madre ultra religiosa y su padrastro controlador y sueña con que el niño pájaro haya aprendido a volar para que les acompañe en la huída...





               Para mí, una de las mejores películas de animación españolas de los últimos tiempos. Me gusta la estética minimalista de los dibujos. Me atraen todos sus personajes, todos tienen sus aristas, todos tienen algo criticable. Consigue sacarme alguna sonrisa un poco helada en ciertas escenas ("¿Te acuerdas de mí? Íbamos juntos a clase. Dejé de estudiar y ahora tengo una escopeta!!!"). Me asustan las tinieblas que hay en el interior de algunos personajes. Y me destroza la absoluta desolación, la total falta de esperanza en esa isla que podría ser la isla de cualquiera o todo nuestro mundo. Evadirse, hacer viajes a través de la mente es casi lo único que queda en este mundo que nos traen Alberto Vázquez y Pedro Rivero. Ojalá no tengamos que esperar otros 6 años por otra joya de estos directores.






TÍTULO: PSICONAUTAS, LOS NIÑOS OLVIDADOS
DIRECCIÓN: ALBERTO VÁZQUEZ, PEDRO RIVERO
NACIONALIDAD: ESPAÑOLA
AÑO: 2016
DURACCIÓN: 76 MINUTOS
GUIÓN: ALBERTO VÁZQUEZ, PEDRO RIVERO, basado en la novela gráfica PSICONAUTAS, de Alberto Vázquez
DIRECTORA DE PRODUCCIÓN: ALICIA VEIRA
DIRECTOR DE ANIMACIÓN: KHRIS CEMBE
DIRECTOR DE ARTE: ALBERTO VÁZQUEZ
MONTAJE: IVÁN MIÑAMBRES
STORY BOARD: ALBERTO VÁZQUEZ
MÚSICA: ARÁNZAZU CALLEJA


                                               BIRDBOY, CORTOMETRAJE




No hay comentarios:

Publicar un comentario