lunes, 1 de enero de 2018

THELMA, Joachim Trier. (2017)

 





          Un padre y su hija de 6 años van a cazar a la montaña. Divisan un ciervo. El padre apunta, pero no dispara. En vez de eso, cambia de objetivo y apunta a su hija.
         2 minutos. Es todo lo que necesitan Joachim Trier y Eskil Vogt, los guionistas, para alimentar nuestra necesidad de saber más quién es esa niña y qué puede haber hecho para que su padre haya pensado, aunque solo fuera un momento en acabar con ella...


          Thelma es una joven de una pequeña ciudad noruega que se va a la capital a hacer sus estudios universitarios. Educada bajo una estricta y represiva educación católica, todos los cambios que descubre (socialización, atracción sexual, placer alcohol, drogas) producen en ella, además del sentimiento de culpa y de pecado, una reacción física: violentos ataques epilépticos y cuando trata de controlarlos, descubre que tiene poderes sobrenaturales.







             Cuando Thelma llega a la universidad, se encuentra perdida. Ella ha sido criada bajo una estricta educación religiosa, muy represiva. Cualquier placer, el alcohol, las drogas, el sexo... es visto como algo prohibido, pecaminoso. Además su padre mantiene un control estricto, hasta el punto de tener que llamar todos los días a la misma hora a casa, para tenerla controlada. 
         



           Todo esto choca con la nueva vida de Thelma. Se está abriendo a la vida, creciendo, conociendo gente y empezando a experimentar nuevas cosas que le hacen tener remordimientos. Esa lucha entre su cuerpo y su mente es la que le produce los ataques epilépticos. Cuando le sucede el primero, Anja, que estudiaba en  el puesto de al lado en la biblioteca, es la que la socorre. Pronto surge una amistad y unos sentimientos que confunden y aterran a la vez a la protagonista: siente atracción física hacia Anja. Su conflicto interior estalla y ella empieza a mostrar, padecer
 poderes paranormales.




                  Thelma quiere respuestas y se empieza a hacer pruebas, intentando saber si las fuertes convulsiones son producto de la epilepsia. Su propio historial médico, hasta ahora controlado por su padre, también médico le descubre situaciones y tratamientos que ella no recuerda, por lo que decide seguir el hilo hasta el final...
             



                 La investigación y la información que va consiguiendo  nos trae distintos flashbacks que van dándonos, poco a poco, la explicación a todas sus/nuestras preguntas. Sólo cuando tenemos todas las piezas, es cuando Thelma da un paso hacia delante y reacciona...




         
                   Este filme es una historia de iniciación y crecimiento que deviene en thriller sobrenatural cercano a un sutil terror. Que nadie espere grandes sustos ni golpes de efecto ni nada parecido. Aquí todo avanza de forma elegante y pausada, muy sutil, al mismo estilo que la película "Déjame entrar". También hay resonancias, una muy clara, que es el Carrie de Stephen KIng, con todo lo referente a la chica con poderes paranormales tras sucesos traumáticos y otra menos clara, el de la crítica a la educación tradicional, conservadora y represiva del catolicismo, que recuerda al cine de Bergman. 
               Esa forma de dosificar la información, la fotografía de Jakob Ihre y la música de Ola Flottum ayudan a crear una atmósfera tan atrayente que no puedes dejar de verla hasta el final 
                 Es justo también destacar la gran labor actoral de la protagonista, Eili Harboe, protagonista absoluta de esta historia.


TÍTULO: "Thelma"
PAÍS: Noruega-Francia-Dinamarca-Suecia
AÑO: 2017.
DURACIÓN: 116 minutos.
DIRECCIÓN: Joachim Trier.
REPARTO: Eili Harboe (Thelma), Kaya Wilkins (Anja), Henrik Rafaelsen (Trond), Ellen Dorrit
                     Petersen (Unni), Grete Eltervag (Thelma de niña)
GUIÓN: Joachim Trier, Eskil Vogt
FOTOGRAFÍA: Jakob Ihre.
MÚSICA: Ola Flottum

viernes, 29 de diciembre de 2017

WIND RIVER, Taylor Sheridan (2017)










          En una reserva india ha aparecido el cadáver de una joven nativa con signos evidentes de violencia. La agente novata Jane Banner (Elizabeth Olsen) es designada por el FBI para esclarecer el asesinato y para ello se alía con el  rastreador del servicio de caza y pesca en la reserva Cory Lambert (Jeremy Renner).





        Esto es una reflexión personal, más que una certeza.. Siempre he creído que para los Estados Unidos, los amerindios, los indios americanos, los nativos son un marrón, una molestia que les recuerda todo lo que les han hecho y nunca supieron muy bien cómo repararlo.  Por eso se crearon las reservas, con su propia policía, sus propias reglas y, sus privilegios, como las licencias de juego en casinos, pero sin gobierno. Pero siguen siendo algo incómodo y por eso los dejan libres pero casi a su suerte. En esta película algo se nota de eso cuando mandan a una agente inexperta avisada sin tiempo, para cubrir el expediente, cuando el sheriff indio decide que no es necesaria una ambulancia porque no iba a llegar a tiempo, cuando la federal se da cuenta qué poco personal tiene el jefe de policía para tanto territorio o cuando al ver la agente todo el territorio a rastrear pide que llamen refuerzos y el sheriff le dice que ellos viven en el lugar de "arréglate tú solo"...



            Taylor Sheridan lleva un par de años pletórico. Responsable de los guiones de Sicario (Dennis Villeneuve) y de Comanchería ("Hell or High Water", David Mackenzie), ahora, además de escribir el guión, dirige su segunda película: "Wind River". Con ella, dice, completa una trilogía sobre la frontera. 


          Este filme es un western del siglo XXI. y como buen western, el paisaje, el escenario de la película, es un personaje más. Estamos en la reserva india de Wind River, en el estado de Wyoming, en pleno invierno. Todo es un desierto blanco de hielo y nieve, un entorno duro, cruel y muy solitario.


            Todo empieza con una joven corriendo de noche, con los pies descalzos y amoratados. De repente, se desploma, sin vida, en el suelo. El cadáver lo encuentra el rastreador del servicio de caza y pesca del estado Cory Lambert por la mañana. La policía de la reserva, al ver que va descalza, en medio de la nada y con signos de violencia, avisa al FBI. Ahí surge la novata Jane Banner, todo lo que el FBI está dispuesto a aportar. Ella ha llegado con mal pie a la reserva. Ni siquiera viene con ropaje adecuado. Como es novel pero no tonta, pide ayuda al rastreador, veterano que conoce a ciegas toda la zona y que va a ser muy necesario porque al no haber pruebas evidentes sólo les queda seguir las huellas en la nieve. Cory, además tiene un interés especial en el caso. Además de ser amigo de la familia de la asesinada, él mismo perdió a su hija adolescente en circunstancias similares tres años antes sin que hubiera forma de dar con quien lo hizo.


             No esperen un ritmo trepidante, ni mucha acción continuada. Sólo tendrán rastreo, pesquisas, investigaciones. Personajes con sus pliegues y circunstancias. Ese jefe indio consciente de lo poco que puede hacer y lo poco que les atiende el estado. Ese padre que se siente culpable por no haber protegido a su hija y que pide venganza. Esos jóvenes sin futuro ni esperanza, reducidos a la misma droga. La ex-mujer de Cory, consciente de lo hondo que le toca el asunto a su ex y asustada por no saber a dónde le puede llevar eso... 






              Y poco a poco, todo llega. Las pocas pistas que van recabando les llevan hasta los culpables. Un par de escenas de acción y violencia y, para postre, una ¿justa? venganza. Mientras busca su propia redención, procura un poco de alivio, de justicia a los desolados padres.. Todo aliñado con una fotografía bastante efectiva, y una banda sonora a la altura de los inmensos Nick Cave y Warren Ellis.


               Nada de todo eso ha sido suficiente para poder estrenarlo en cine y sale directamente a la televisión, el lunes 1 de enero de 2018 a las 22:00 en Canal 13. con toda la medianía que se cuela en la taquilla de hoy en día es difícil saber cuál es el motivo. Igual no ha hecho una gran carrera internacional, o quizás que la distribuyese The Weinstein Company... Es una pena Aunque no tan buena como Comanchería, tiene una calidad notable, superior a mucho de lo que nos llega desde EE.UU.a los cines.
        

TÍTULO: "Wind River"
PAÍS: Estados Unidos - Reino Unido - Canadá
AÑO: 20170
DURACIÓN: 107 minutos.
DIRECCIÓN: Taylor Sheridan.
REPARTO: Jeremy Renner, Elizabeth Olsen, Graham Greene, Kelsey Asbille, Julia Jones.
GUIÓN: Taylor Sheridan.
FOTOGRAFÍA: Ben Richardson.
MÚSICA: Nick Cave y Warren Ellis.



miércoles, 27 de diciembre de 2017

MOST BEAUTIFUL ISLAND, Ana Asensio (2017)





            Juliana es una española emigrada a Nueva York huyendo de un tormentoso y misterioso pasado. Sin papeles, en un piso donde debe el alquilar y todo lo que hay pertenece a su compañera de piso, sin posibilidad de atención médica (recadito a los EEUU de Donald Trump) sobrevive combinando con dificultad trabajos basura. Cuida a unos niños que la odian y reparte flyers de un restaurante de pollos asados.





          Un día su compañera le ofrece un suculento trabajo. Sólo tiene que ir "mona" a una fiesta nocturna donde no hará nada que no quiera y por esa noche recibirá de 2.000 a 4.000$. 



          Cuando piensas que ya has tocado fondo, te das cuenta que todavía no has hecho pie y te puedes seguir hundiendo en el barro...


          Ana Asensio se fue con 23 años a Nueva York con la intención de aprender inglés y arte dramático cuatro días antes del atentado contra las Torres Gemelas. El caos posterior le impedía salir de casa y acudir a las clases y decidió tirar la toalla y volver a Madrid. Pero no tardó en volver a intentarlo y esta vez de forma definitiva. Por el camino hizo de todo un poco: reparto de "flyers", cuidado de niños, clases de español y de teatro, se quedó sin permiso de residencia... Ahora ya es profesional y ya está asentada.

          Todas esas vivencias le han servido para escribir el guión de su primera película como directora. Asensio nos cuenta la otra cara del sueño americano, la pesadilla.  Nos intenta hablar de un tipo de inmigración del que no se suele hablar nunca. Ese inmigrante cualificado, con estudios pero con bajo dominio del idioma y que sobrevive a base de ejercer los peores trabajos.

          Invirtió todos sus ahorros en película super 16 mm y consiguió inversores independientes que nunca habían invertido en cine. Pasaron 21 días rodando 14 horas al día por los que cada componente del rodaje cobró 100 dólares diarios.

          El resultado final es una película de 80 minutos sin desperdicio. Si bien la primera parte es un drama indie sobre las miserias de una inmigrante sin papeles en la segunda se transforma en un thriller psicológico que no te deja respirar.



          2017 ha sido un buen año de debutantes. En este caso, además, el debut es absoluto porque jamás ha rodado ni un corto. Y a pesar de todo muestra un nivel notable con una gran potencia visual bien remarcada por la excelente fotografía de Noah Greenberg y un gusto por las metáforas visuales que hace que nada sea lo que parece. Como esa escena donde ella se está bañando y por una grieta se cuela una colonia de cucarachas quién sabe si simplemente refleja hasta dónde llega su miseria o ya da una señal de que su mente se está minando...



          Tras toda esta historia se ve una clara crítica al rumbo que va tomando la sociedad, a esas clases pudientes que ya ni siquiera saben con qué entretenerse y necesitan practicar un voyeurismo del dolor y el sufrimiento, a las dificultades de los inmigrantes y la indecente pasibilidad de las clases pudientes, económica y políticamente hablando...


          La película lleva un 2017 excepcional. Fue seleccionada para el festival South by South West (SXSW) en Austin (Texas) y para su sorpresa, se llevó el premio a mejor película. En Octubre pasado se proyectó en Sitges y está nominada en los Spirit Awards, los premios el cine independiente, en la categoría "John Cassavetes" para películas con presupuesto menor a 500.000$. junto a otra película estadounidense con director español: "La vida y nada más" de Antonio Méndez Esparza. 



TÍTULO: "Most beautiful island"
PAÍS: Estados Unidos
AÑO: 2017.
DURACIÓN: 80 minutos.
DIRECCIÓN: Ana Asensio.
REPARTO: Ana Asensio, Natasha Romanova, David Little, Nicholas Tucci, Larry
                   Fessenden, Caprice Benedetti, Ana Mirha.
GUIÓN: Ana Asensio.
MÚSICA: Jeffery Alan Jones.
FOTOGRAFÍA: Noah Greenberg.


martes, 26 de diciembre de 2017

EN LA PLAYA SOLA DE NOCHE, Hong Sang-soo (2017)







            Es la segunda película que el director surcoreano Hong Sang-soo estrena este año en España (para 2018 ya tiene dos más pendientes de estreno). Para mí fue el gran descubrimiento cinematográfico del 2016. Fue ver "Ahora sí, Antes no" y poner todo mi mundo de cine del revés... 
          Sang-soo tiene un estilo muy reconocible ( algo que mucha gente le afea): siempre cuenta historias corrientes, cotidianas, de tintes autobiográficos y con un esbozo de guión (los suyos son de una 8/10 páginas cuando un film de duración normal tiene entre las 80 y las 90.) Rueda planos de larga duración con la cámara muy estática, muchas veces rodadas en una sola toma y, de vez en cuando, usa el zoom de manera más bien tosca. Las largar charlas y comidas bien remojadas en alcohol (sobre todo Soju, el licor típico de Corea) primero como elemento socializador y luego como forma de "tirar de la lengua"



     El peso de la película recae totalmente sobre el personaje de la actriz Younghee, extraordinariamente interpretado por Kim Min-hee ("Ahora si, antes no", "La Doncella") merecedora del premio a la mejor actriz en los festivales de Berlín y de Gijón.




              La afamada actriz Younghee acaba de terminar una aventura con un director de cine casado. El escándalo producido al hacerse público casi le ha costado su carrera y para darse un tiempo y huir del acoso de la prensa decide viajar a Hamburgo y visitar a una amiga de la infancia. Allí se dedica a pasear por la ciudad y los parques con su amiga y comentar abiertamente sus sentimientos. Ni los paseos, ni las charlas, ni las comidas, ni la cerveza le hacen dejar de pensar en lo que dejó atrás. 





          
                 
            De su estancia en Alemania me impresionó mucho una escena donde la protagonista, justo antes de pasar un puente, se postra y comienza a "rezar para que le ayude a saber qué decisión tomar". Para mí la mejor escena de la película.




        Cuando toca volver a casa, Younghee sigue igual. Aún afectada seguirá vagando sin rumbo, paseando, visitando a sus amigos, comiendo con ellos... Cuando pasea por la playa en Corea se encuentra a su antiguo auxiliar que la lleva con el equipo de rodaje y después a una cena donde, por fin, se encuentra con el director... Durante la cena, tras unas cuantas copas de soju (creo que en tres películas de Sang-soo he visto un millón de esas botellitas como de medio litro y tapón de rosca...) Younghee estalla...

            




              Sang-soo vuelve a tratar sobre su tema primordial: el amor. Eso sí nada parecido al amor idílico del cine comercial. ¿Qué haces cuando el amor se acaba? ¿Cómo consigues asimilarlo, avanzar, seguir con tu vida? La protagonista está sumida en el dolor, la desazón, el desconcierto, la melancolía, la soledad y no sabe cómo seguir. La imagen de Younghee, en la playa recostada como abandonándose, refleja perfectamente sus sentimientos...  (También daría pie a pensar que todo lo posterior a recostarse en la arena podría ser un sueño... 😱 ¡Sang-soo es muy juguetón)





     TÍTULO: "En la playa sola de noche"
     TÍTULO ORIGINAL: "Bamui haebyun-eoseo honja"
     PAÍS: Corea del Sur.       2017.      101 minutos.
     DIRECTOR: Hong Sang-soo
     REPARTO: Kim Min-hee, Seo Young-Hwa, Jae-yeong Jeong, Seong-kun Mun,
                         Kwon Hae-hyo, Song Seon-mi, Ahn Jae-Hong, Park Yea-Ju.
      GUIÓN: Hong Sang-soo
      FOTOGRAFÍA: Kim Hyeong-gyu, Park Hongyeol. 






sábado, 23 de diciembre de 2017

COLUMBUS (Kogonada, 2017)







          Desde siempre ha habido críticos que han dado el paso al otro lado de la cámara y se han puesto a dirigir.  Existen casos notables en este sentido y nombres como Peter Bogdanovic, François Truffaut, Jean-Luc Goddard, Claude Chabrol, Jacques Rivette y entre los españoles, Fernando Trueba, Vicente Molina Foix y el más conocido por comercialmente exitoso Daniel Monzón, son buenas pruebas de salto exitoso.





          El director de esta película que comentamos, Kogonada (pseudónimo excogido por ser el nombre del guionista del director Ozu: Kogo Noda) también era/¿es? crítico, como hombre del siglo XXI es, por decirlo de alguna manera, un crítico 2.0. Aprovechando todas las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías informáticas, hace suyas las imágenes de otras películas y creA sus "supercuts" pequeños estudios críticos en el que en unos 5 minutos o menos hace microestudios sobre el cine. ¿Qué es el neorrealismo (italiano)?,  Los ojos en el cine de Hitchcock o El mundo según Hirokazu Koreeda son algunos de sus supercuts


            Todo lo observado, todo lo aprendido (y aprehendido) en esos estudios consigue reflejarlo en esta pequeña película independiente; la última joya, de momento, que nos trae el cine en 2017.
                Columbus es una pequeña ciudad de 40.000  habitantes en el estado de Indiana famosa por tener la mejor muestra de arquitectura modernista construida a partir de finales de los cuarenta del siglo pasado gracias a un potente mecenazgo privado.




              Jin (John Cho), es un surcoreano, traductor de literatura, que se tiene que trasladar a Columbus porque su padre, un reconocido arquitecto, entra en coma justo antes de dar una conferencia allí. Se siente atrapado, porque la relación con su padre nunca fue buena y su trabajo no puede parar y realmente no puede hacer nada...






          Casey (Haley Lu Richardson) es una joven bibliotecaria inteligente y con mucho futuro que ha dejado sus estudios para seguir cuidando y apoyando a su madre, una adicta en rehabilitación. Debería salir, crecer, avanzar y aceptar una propuesta que una famosa arquitecto le ha hecho, pero siente que no debe abandonar a su madre ahora, que la necesita







          Jin (con n) y Casey coinciden cuando ella sale afuera a fumar un cigarro. Ella, que iba a acudir a la conferencia del arquitecto, entabla conversación preguntándole por su salud. Se entabla así una sincera y desinteresada amistad en el que día a día pasean,comparten cigarrillos hablan de la vida, de sus padres, de su futuro, de los principales edificios de la ciudad (hospitales que curan, bancos que invitan a entrar)








            Kogonada aprovecha todo lo que le puede aportar la arquitectura de la ciudad, planifica milimétricamente cada plano, cada encuadre, sus perspectivas y todo ello junto producen un efecto casi hipnótico, magnético, que me atrapa irremediablemente.  Ese ritmo pausado evoca a Ozu (el "ídolo" del director) esas charlas y esos paseos a Linklater y seguramente haya muchas más influencias que a un ojo más experto no se escaparían.










            No puedo dejar de destacar la actuación de John Cho en un papel dramático (es especialista en comedias) y la radiante y luminosa interpretación de Haley Lu Richardson, el descubrimiento interpretativo de 2017.





         TÍTULO:  COLUMBUS.    Estados Unidos    2017    104'.
         DIRECCIÓN:  Kogonada
         REPARTO:  John Cho, Haley Lu Richardson, Parker Posey, Rory Culkin, 
                             Michelle Forbes.
         GUIÓN:  Kogonada.
         MÚSICA: Hammock.
         FOTOGRAFÍA: Elisha Christian.